Fatiga y sobreentrenamiento

Menú

Página

Desde lo fisiológico, la fatiga se la define como la incapacidad para mantener la producción de fuerza. El entrenamiento extiende los límites de la fatiga, pero nunca los elimina.
Lo importante de la fatiga, es que impide que se produzcan alteraciones graves del metabolismo que podrían producir lesiones irreversibles en músculos y otros órganos como el cerebro.
Desde el ámbito metabólico, las causas que originan la fatiga son cinco, de las cuales la 1ra y 2da se relacionan con los músculos, la 3ra, 4ta y 5ta implican al cerebro:
1-Agotamiento de fosfocreatina en el músculo.
2-Acumulación de acido láctico en el músculo.
3-Agotamiento del glucógeno en el músculo.
4-Agotamiento de glucosa en sangre.
5-Aumento de la relación de concentración de triptófano y aminoácidos en torrente sanguíneo.

Síndrome de sobreentrenamiento:

Definimos como síndrome a un conjunto de síntomas que se presentan a la vez. El ejercicio produce una respuesta o “tensión” que ocasiona un grado de fatiga a corto plazo, de la que el deportista se recupera. Si el ejercicio se hace de manera regular se produce una “adaptación” y el rendimiento mejora: tenemos aquí el efecto del ENTRENAMIENTO. Pero si los períodos de las sesiones son demasiado frecuentes, intensivos y prolongados, y la recuperación de cada sesión es incompleta, tenemos entonces menor adaptación, por lo tanto no mejora el rendimiento: aparece el estado de sobreentrenamiento.
El síndrome de sobreentrenamiento puede ser ocasionado por exceso de ejercicio.

A continuación se detallan algunos síntomas:
Mayor frecuencia cardíaca en las 1ras horas de la mañana
Lenta recuperación de la frec. cardíaca después del ejercicio
Aumenta la tensión arterial en reposo
Descenso del hematocrito
Amenorrea en el caso de las jugadoras
Pérdida de peso
Alteraciones del sueño
Mayor incidencia de infecciones
Mala cicatrización de heridas
Pérdida de la libido
Disminución del apetito
Depresión
Pérdida de la motivación y entusiasmo
Incremento del consumo de líquidos por las noches
Dolores musculares y articulares con sensación de pesadez en las piernas

Tratamiento:
Debe ser abordado desde los hábitos personales, modificando su alimentación, descanso, evaluaciones clínicas (análisis de sangre y orina fundamentales) y desde el entrenamiento: bajar la intensidad de las cargas, disminuir el volumen de entrenamiento, alargar las pausas de las sesiones.

El sobreentrenamiento, detectado a tiempo, es una situación fácilmente reversible, solo con DUPLICAR la pausa de los estímulos, se logra recuperar al jugador.

*Bibliografía: Enciclopedia de medicina deportiva (Shephard & Astrand)-Cátedra de Entrenamiento Insituto Cesalp.

Por María Cecilia Camara